Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Soluciones inteligentes para la sostenibilidad y escalabilidad en banca

sostenibilidad banca - fapro
La industria financiera del futuro está conformada por la adopción de modelos financieros sostenibles e innovación tecnológica con miras a lograr el crecimiento exponencial

Fomentar modelos económicos que apunten a la sostenibilidad basado en prácticas responsables con el medio ambiente e involucrando, además, aspectos sociales y de gobernanza, es fundamental para generar un impacto positivo en el mundo en que vivimos y así, construir la la industria financiera del futuro.

En la actualidad, ajustarse a las necesidades del cliente y centrarse en la experiencia de usuario es un desafío para la banca. No obstante, la implementación de mecanismos sostenibles también se ha convertido en el objetivo estratégico de entidades financieras que aspiran a formar parte de las economías más avanzadas, explica McKinsey

La consultora internacional afirma que a finales de 2022, alrededor de 80 países latinoamericanos aumentaron sus flujos de capital en aras de reducir el efecto invernadero. Sin embargo, al compararse con Europa, América del Norte y partes de Asia-Pacífico, el esfuerzo de nuestra región se considera “lento”.

Por ello, es importante adoptar y aplicar políticas sostenibles, porque además de mitigar riesgos asociados a factores ambientales y sociales, la generación de productos y servicios sustentables, también se convierte en un mecanismo eficiente para alcanzar nuevas oportunidades de mercado y fortalecer una estrategia de negocio inteligente que garanticen  ventajas competitivas dentro del nuevo paradigma digital.

Economía verde en crecimiento

Se estima que para 2030, los modelos económicos sostenibles generarán oportunidades económicas valoradas en USD$ 12 billones anuales y casi 400 millones de puestos de trabajo, principalmente en países en desarrollo, según Business Comission citado por BBVA España

Por otra parte, McKinsey afirma que América Latina puede convertirse en una potencia de sostenibilidad, dada las riquezas en dotaciones y recursos naturales que posee la región  que además resultan elementos claves para la transición. Sin embargo, de acuerdo a estudios realizados por la misma firma, advierte que 13 de los 50 países latinoamericanos, forman parte del listado de naciones susceptibles al cambio climático. 

En este contexto, McKinsey asegura que las instituciones financieras juegan un rol fundamental en este escenario para satisfacer la demanda, siempre que fortalezcan su capacidad para identificar, medir y gestionar los efectos de los riesgos asociados con el clima.

Construyendo sostenibilidad desde el onboarding

La  digitalización es un elemento clave para la sostenibilidad, porque reduce costos físicos y operativos. A diferencia de la industria financiera tradicional, donde no existe una concientización ni una gestión inteligente de los recursos, aquellas entidades que apuestan por la innovación tecnológica reducen hasta un 80 % de la documentación solicitada a sus clientes. 

Fapro optimiza el onboarding al reducir la documentación requerida por las instituciones bancarias, potenciando sus capacidades al proporcionarles herramientas tecnológicas avanzadas. La tecnología financiera permite a los bancos conectarse sin límites a la data  y tomar decisiones inteligentes, impulsando la agilidad, sostenibilidad y eficiencia operativa para mejorar la experiencia del cliente.

IA para inversiones sostenibles 

La Social Science Research Network (SSRN) en su informe “Inteligencia Artificial y tecnologías fintech para datos y análisis” señala que, el aprovechamiento de la tecnología dentro de los servicios financieros, especialmente en el ámbito de las finanzas sostenibles, tiene el potencial de dirigir recursos financieros hacia empresas con prácticas ambientalmente responsables de manera más eficiente.

Por otro lado, en el mismo documento, alerta que el acceso a “data bruta”, más que una oportunidad, representa un obstáculo para los inversionistas, superando otros desafíos como sus costos y sus limitadas capacidades analíticas avanzadas.

En dicha publicación, la SSRN destaca el rol de las tecnologías emergentes que integran la Inteligencia Artificial (IA) y el aprendizaje automático para filtrar, extraer y analizar big data de fuentes en línea. 

Fapro cambió la gestión de procesos financieros al introducir la IA como estrategia competitiva dentro de sus soluciones inteligentes. Fapro pasó del modelo prescriptivo al predictivo, potenciando capacidades mediante un machine learning financiero y análisis avanzados que facilitan los procesos de onbordings, evaluación de riesgo exhaustiva, scorings de producto y cross selling inteligente

Verticales hacia una mayor competitividad 

Adoptar prácticas sostenibles y un modelo de inteligencia financiera, también se convierte en una estrategia efectiva para cumplir con las normativas que surgen para regular el ecosistema.

En Chile, por ejemplo, la entrada en vigor de la Ley Fintec en 2023 marcó un avance significativo en este sentido, porque, aunque no exige explícitamente a la industria local implementar mecanismos sostenibles, en líneas generales el instrumento apunta a la adopción de nuevas tecnologías para lograr mayor competitividad, inclusión e innovación en la prestación de servicios financieros. 

Por otra parte, vale mencionar que Fapro ha sumado a más de 100 actores del escenario financiero en Chile, que pueden operar de manera segura sin dejar de cumplir con el instrumento legal, integrando el modelo de inteligencia financiera que además genera valor en el ciclo de vida del cliente a través de 5 verticales.

Los proveedores de servicios en financiamiento, seguros e inversiones que operan con Fapro potencian el cross selling, aceleran cierres y fidelizan cartera, logrando en promedio, un aumento superior al 15% en los ingresos netos anuales por encima de la competencia. 

Agenda con Max para conocer más

Maximiliano Ortíz

Ingeniero Comercial, Master´s Degree Finanzas UAI.
CEO Fapro, lidera la gestión comercial.